Escrito por : Ivette Soto miércoles, 1 de julio de 2015



Hay momentos  como los que estamos viviendo en que todo lo que nos rodea es obscuridad y desesperanza, personas airadas, frustradas, llenas de pesimismo, llenas de dolor. Gobiernos ineptos, incompetentes, incapaces de tomar medidas que beneficien a todos los renglones de la población que juraron servir y no solo a algunos sectores privilegiados. Noticias de matanzas, de destrucción, de plagas, personas atacándose unos a otros ya sea de manera personal o por los diferentes medios sociales y nos preguntamos: ¿Qué le pasa al mundo?

 Naturalmente cuando tenemos una formación religiosa donde hemos vivido a través de las escrituras asociamos inmediatamente ese cuadro con lo que en la Biblia se llamó " Principio de Dolores" y que se explica detalladamente en el libro de San Mateo Capitulo 24. Eso simplemente nos alerta que la venida de Jesucristo está muy cerca.

Pero aunque por un lado sentimos gozo pues sabemos que eso es lo que hemos esperado desde que Jesús abandonó la tierra, por otro lado podemos sentirnos desconsolados pues vemos como amigos y seres queridos no quieren ver ni entender la realidad del evangelio y las profecías que se están cumpliendo tildandonos de fanáticos y locos y para nosotros puede ésto ser muy triste o agobiante pues deseamos que ninguno se pierda y que todos procedan al arrepentimiento.

¿Cómo podemos mantener un balance entre lo que está pasando y continuar con la cotidianidad de nuestras vidas sin terminar deprimidos o paranoicos? Es el momento de doblar rodilla, "orad sin cesar" dice la palabra; lo que usted no puede lograr por sí mismo Dios lo puede hacer a través de su oración. pero la pregunta es: ¿está orando usted de manera correcta? la oración debe salir de un corazón agradecido, no un corazón desesperado o derrotado.

En momentos que me siento así prefiero aplicar algunas técnicas que aprendí en mis secciones de "coaching" incluso en mis oraciones pues siento que me elevan mi espíritu al trono del padre en vez de hundirme sintiéndome insignificante y destruida pues creo que ese es uno de los errores mas comunes de los cristianos hoy en día,que se sienten insignificantes, no puedo imaginar como podemos sentirnos insignificantes cuando Dios envió a su único hijo a morir para darte la salvación lo cual es regalo mas maravilloso que jamás nos podrían dar y fué dado porque para nuestro Dios tú y yo significamos mucho. Es por eso que deseo darles un esquema de cómo realizar un oración con poder que lo lleve a hablar con Dios y que pueda sentir que el lo está escuchando. No me malentienda, Dios siempre escucha nuestras oraciones, pero nosotros en muchas ocasiones nos ensimismamos tanto en nuestro dolor y nuestra situación que no nos permitimos sentir su consuelo y es por eso que seguimos arrastrando nuestros problemas y nuestras necesidades y nuestros lamentos pensando que "es la voluntad de Dios" cuando en realidad es la elección suya porque no a aprendido a dejar sus cargas a los pies de Jesús. Por eso voy a hacer este esquema de oración utilizando la oración que Jesús nos dejó hace mas de 2.000 años y que muchas veces nos limitamos a repetirla como el papagayo para que medite en ella y la adapte un poco en estos tiempos tan dificiles.

En primer lugar reconozca a quién se está dirigiendo:
Usualmente cuando vamos a algún lugar donde hay alguien importante, ya sea un rey, un gobernante o un delegado vamos con una actitud de respeto y nos dirigimos a esa persona por su título y en caso de ser personas de la realeza hay que hacer una reverencia inclinándose ante ella. Usted va a donde está el Rey de reyes y Sr. de Señores, así que no vaya como si fuese a comprar una alcapurria a la esquina. Revistase de reverencia, saque un tiempo para su entrevista con Dios y diríjase con respeto y admiración.

Padre Nuestro que estás en los cielos:
 Dios es nuestro padre pero aún a los padres terrenales hay que guardarles un lugar privilegiado en nuestros corazones. Usted esta reconociendo su grandeza, su Omnipotencia, su Importancia y aún así está honrando que tiene una relación tan estrecha y amorosa con usted como la que tiene un padre hacia su hijo.

Santificado sea tu nombre:
 Dios es Santo, Su nombre a sido Santificado desde el inicio del mundo, Santo quiere decir Virtuoso, sabio, sagrado y separado de lo común, demasiado bueno y entregado a los demás. Por tanto Santificar el nombre de Dios significa reconocer lo bueno que a sido con usted y la importancia que tiene en su vida.

Venga a nosotros tu reino:
Cuando pedimos que el reino de Dios venga a nosotros nos referimos precisamente a los tiempos que se aproximan donde Jesucristo volverá por nosotros y nos llevará al reino de los cielos, de modo que ¿porqué va a tener miedo de algo que le a estado pidiendo a Dios continuamente?
¿o es acaso que no esta seguro de su salvación? Si es así, todavía está a tiempo para rectificar su senda.

Hagase tu voluntad en el cielo como en la tierra:
Le estamos dando a Dios la autoridad que él tiene para hacer lo mismo que hace en su reino, en nuestra tierra y por ende en nuestras vidas. Por lo tanto, ¿porqué se queja cuando tiene problemas? ¿ usted realmente piensa que es la voluntad de Dios, el cual es omnipotente, lo ama como un hijo y su palabra dice que sus planes hacia usted siempre son para bien? ¿O es que usted esta enfocado en las cosas que acontecen en el mundo, en las noticias, las murmuraciones y les esta dando mas importancia a eso que a lo que dice la palabra de Dios? En esto me gustaría hablar de una técnica que aprendí en coaching: "aquello en lo que te enfocas es lo que se expande o magnificas en tu vida", si te enfocas en las noticias del mundo, vas a expandir las noticias del mundo, pero si te enfocas en la gracia y las promesas de Dios para tu vida, vas a expandirlas a la misma. Ahora la desición le corresponde a tu libre albedrío, ¿cuál de las dos escoges? Si le estás pidiendo a Dios que haga su voluntad en la tierra  así como  es en el cielo, ¿piensas que Dios tiene en el cielo un reino de caos?  Recuerda que somos de este mundo pero no pertenecemos a él. Enfócate en la voluntad de Dios en el cielo y recíbelas aquí en la tierra. Su voluntad siempre es buena y perfecta para sus hijos.

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy:
 Aquí habla de que Dios suple nuestras necesidades cada día, él sabe lo que necesitamos y sólo está esperando que como hijos amorosos vayamos a él en confianza y le pidamos que nos dé las cosas que necesitamos cada día para tener una vida bendecida. Pero vaya con fe porque el que pide y no cree, no recibe pues la palabra dice que "son como olas que arrebata el viento y van y vienen", o sea usted pide pero su incredulidad le arrebata su bendición. La palabra también nos dice que la fe es la certeza de lo que se espera ( estar seguro que recibirá lo que quiere) la convicción (completamente seguro) de lo que no se ve, en otras palabras es estar completamente seguro de que lo va a recibir aunque no lo vea en el momento, y estar seguro de que lo recibirá tarde lo que tarde. Usted sabe que Dios le va a dar lo que usted necesita. Eso es fe. Esa es la fe que hace milagros. La palabra dice que Dios obra de acuerdo a tu fe. Si tu fe es de que vas a recibir: recibes; si tu fe es de que puede que sí o puede que no: puede ser que recibas, si tu fe dice que a lo mejor no:  pues no recibes. La palabra en ningún lugar dice que Dios te va a decir que no a tus peticiones eso es algo que he oído muchísimo últimamente y no es real, lo que dice es que Dios obrará de acuerdo a nuestra fe y que si titubeamos no recibiremos pues somos como las olas del mar ( Santiago 1:5), También dice que pedimos y no recibimos porque no sabemos pedir, si usted le pide un ferrari y no sabe guiar créame que le está haciendo una petición inútil a su padre pues ningún padre ( en su sano juicio) quiere que su hijo muera antes de tiempo y mucho menos ser el responsable directo de su muerte, si usted desea bienes materiales pídale a Dios sabiduría, pues el se la va a dar para que aprenda a manejar sus bienes y a multiplicarlos, si usted quiere buenos y fieles amigos pídale a Dios humildad, carisma y don de servicio, pues así ganara el corazón de muchos, si usted quiere casarse y tener un matrimonio feliz, pídale a Dios una pareja que sea su ayuda idónea  pues Dios dijo que no es bueno que el hombre ( y entiendase mujer también) esté solo y al pedir que sea idónea quiere decir que sea ideal para usted por tanto no necesita una lista kilométrica de atributos pues Dios sabe muy bien que es lo que usted necesita porque él la o lo conoce muy bien a usted. Y sobre todo no pida para satisfacer sus caprichos terrenales y deseos egoístas sino para ser de bendición a otros pues esa es la obra que Dios quiere que como su hijo usted haga, que comparta sus bendiciones con los demás. Aprenda a pedir y verá como Dios le va a proveer todo lo que usted necesita de manera abundante sin importar la crisis, sin importar el mercado por que su provisión viene del reino de los cielos.También dice que la voluntad de Dios es agradable y perfecta para nosotros (Romanos 12:2). Esto no quiere decir que Dios va a ser su lámpara de Aladino, eso lo que quiere decir es que usted va a poner a trabajar su fe para creerle a Dios. A veces nosotros los creyentes por querer "ayudar" a Dios y que la gente no se decepcione, acortamos su mano y apagamos su fe. Es por eso que ya en ésta era se ven tan pocos milagros. Aprenda a ejercer su fe y comience a ver los milagros suceder en su vida pues esa es la voluntad perfecta de Dios para usted.

Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden:
Vamos a ser honestos, usted ofende a Dios todos los días, lo ofende con su falta de fe, lo ofende con sus actos egoístas, lo ofende en sus oraciones, lo ofende con sus palabras, lo ofende con sus impulsos, lo ofende con sus pensamientos, lo ofende con sus actitudes y Dios es tan bueno y tan misericordioso y lo ama tanto que cada día perdona sus ofensas una a una, mas sin embargo, ¿usted no puede perdonar cuando alguien lo ofende?¿ usted no puede olvidar un chiste pesado? ¿un comentario de una persona que puede estar en un nivel espiritual mas bajo que el suyo?¿ que lo humilló? ¿que le dió un corte de pastelillo? ¿que habló mal de usted? ¿que lo trató injustamente? ¿que le hizo perder tiempo?¿ que le hizo una mala pasada?¿que le mintió? ¿que le habló pesado? entonces ¿cómo espera que Dios le perdone a usted sus ofensas cada día? Para recibir hay que dar primero. Comience a perdonar para que sea perdonado y por perdonar no quiero decir ofrecerse como víctima de sacrificio y aguantar relaciones maltratantes sino realmente disculpar lo acontecido, dejar el rencor, olvidar y continuar con una vida nueva y cada vez que recuerde el atropello ( porque creame que satanás se va a encargar de recordárselo) enviarle una bendición a esa persona con amor en vez de escupir veneno contra ella, comience a dejar pasar para que tenga paz mental, comience a ignorar provocaciones y verá como Dios se encarga y pone a sus "enemigos" en su lugar. Cuanta pena y tristeza me da ver estados en  foros públicos, muchos "llamados cristianos" insultando y ofendiendo a otros por diferencias de opiniones. ¿Realmente cree usted que con esas actitudes Dios lo perdona? la palabra dice "Por cuanto lo hiciste a uno de mis pequeños a mí también lo hiciste, quiere decir que si usted insulta, si usted hiere, si usted lastima, si usted difama, si usted ofende, si usted maltrata, le tengo malas noticias: se lo está haciendo a Dios. Ya es hora de que aprendamos a comportarnos como los hijos de Dios que decimos ser y no como los hijos de las tinieblas porque ellos tienen excusa por falta de conocimiento, pero ¿qué excusa le va a dar usted a Dios?

Y líbranos del mal:
Nuevamente aquí vuelve a trabajar nuestra fe. Tenemos un Dios omnipotente ( todo lo puede) omnipresente ( esta en todas partes) y omnisciente ( todo lo sabe) entonces si usted cada día le pide que lo libre del mal, el sabe dónde esta usted en todo momento, está a su lado en todo momento y puede protegerlo en todo momento, ¿porqué vive temiendo?¿ porqué anda preocupado con la criminalidad? ¿porqué anda asustado? Si la palabra dice que "con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro",¿porqué temes? vuelvo a repetir: "porque los que dudan son como las olas del mar que arrebata el viento", Si usted carece de fe pídale a Dios que se la aumente porque el se la va a dar. Y si le pasa alguna tragedia no piense que Dios se olvidó de usted, recuerde la historia de Job, a veces el enemigo ataca pero si somos fieles a lo que creemos Dios nos va a multiplicar 7 veces todo lo que nos fué arrebatado, de gracias a Dios por la prueba, alábelo y reconózcalo en su vida, regocíjese, sí; regocíjese y déjelo que él cambie todo a su favor.

Porque tuyo es el reino el poder y la gloria:
Estamos reconociendo que tenemos un Dios glorioso y poderoso que todo lo que hemos pedido en oración lo va a cumplir por que tenemos la fe necesaria para verlo.

Por los siglos de los siglos, Amén!: Estamos reconociendo que Dios es poderoso por todos los siglos, o sea que no a cambiado, que su mano no se a acortado, que sigue siendo un Dios de milagros. Entonces ¿porqué ya no se ven milagros como los que se veían en las escrituras? por la falta de fe. Porque el mismo Jesús dijo: Haréis cosas mayores que éstas, o sea ¿cosas mayores que las que el hizo? Sí, ¿sanar enfermos, liberar endemoniados, levantar muertos? si Jesús lo dijo es porque así será pero para eso usted debe tener la fe de un grano de mostaza. Wow! que fe tan grande! nooooo un grano de mostaza es diminuto, la fe que necesitas tener es diminuta, la única diferencia es que tiene que ser ejercida sin dudas, sin preocupaciones, sin miedos, sin seguir declarando las victorias del diablo, sin seguir enfocándose en los problemas, sin seguir pregonando la letanía de lamentos, el rosario de la desesperanza, de la derrota, la palabra del médico por encima de la de tu Dios y comenzar a declarar el poder de tu Dios, la gloria de tu Dios, la grandeza de tu Dios para que él se glorifique y tu puedas comenzar a ver cosas en tu vida mayores que las que Jesús hizo.

Amén:
 Significa Así sea, de modo que estás certificando como hecho todo lo antes dicho. Esa es parte de la fe en acción. No es una palabra hebrea dicha para alabar, es una palabra dicha para reafirmar  algo como cierto.
.
 Y por sobre todas las cosas, lleve sus oraciones ante Dios con acción de gracias, con un corazón rebosante de gratitud porque él llena de bendiciones cada día de su vida, reconozcalo y agradezca.  "Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios" Filipenses 4:6

Espero que este post sea de bendición a sus almas y les de un poquito mas de luz sobre el poder de una oración con propósito y con poder. Dios les bendiga y haga nacer un espíritu valiente en nosotros!

- Copyright © Motívate al Maximo! - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -