Escrito por : Ivette Soto domingo, 6 de octubre de 2013




Hola de nuevo!
Hoy les traigo una experiencia personal: Hace poco una amiga que es coordinadora me encargó unas galletas decoradas para un cumpleaños, la misma debiera ser un numero 1 y estar decorada en líneas blancas y rojas porque el tema sería de circo.

Usualmente suelo sentirme feliz al tener una orden pero ésta no me dió placer y comencé a procrastinar la muestra que me pidieron, mientras mas mi amiga me hablaba de la orden menos deseos me daba por hacerla.. me sentía cansada, cargada, sin gota de energía.. en otras palabras estaba "quemada."

Siempre que encuentro una conducta errática en mi vida me gusta auto analizarme.. y me di cuenta que hacen varios meses e perdido el interés por todo: la repostería, la jardinería, incluso los ensayos del coro de la iglesia, de modo que me puse a buscar cual es el factor que había detrás de esa apatía y me dí cuenta de que me estaba sobrecargando de trabajos y de compromisos. Para una persona creativa el sentirse comprometida a hacer algo por el hecho de la obligación y no por el placer es mortal.

También me dí cuenta de que ya no me divertía como antes.. no iba a una sala de cine, no salía de paseo con mi hija.. ni siquiera disfrutaba el paseo con mi perra.. mi mente solo vagaba de una obligación a otra y mi carácter se marchitó y mi espíritu se doblegó.. caí en la quemazón sin siquiera notarlo.

Toda acción conlleva una reacción  y reaccionando a esta situación que está aconteciendo en mi vida me dí cuenta de que es momento de tomar decisiones, por eso decidí  en primer lugar no disfruto trabajar por obligación. El hecho de entregar un bizcocho o trabajo me llena de mucho estrés, me gusta trabajar por placer por disfrutar lo que hago, por hacer lo que yo quiero hacer, por eso Tus Dulces Ideas vuelve a quedar dentro de mis hobbies y dejo de verlo como un negocio, se acabo el estrés de los datelines, de permitir que la gente le pongan precio a mi trabajo, se acabaron las entregas y el lidiar con rotos en las calles mientras sufro pensando si al bizcocho que llevaba en mi baúl le ocurrió algo, se acabó el tratar de verme como la Betty Crocker perfecta y siempre positiva!.. Claro que si me gusta hornear! lo disfruto!.. lo que no disfruto es tener que depender de ello para vivir! *

Una vez tomada esta decisión sentí una liberación casi anormal, sentí que estaba nuevamente en el camino correcto! Ahora solo me falta crear un balance de espiritualidad, diversión, trabajo y relaciones en mi vida y ya todo estará sobre ruedas.

Cuando nos sentimos "quemados" tenemos que detenernos y analizar cual es el factor o factores que están causando esa quemazón en nuestras vidas y tomar decisiones para que todo vuelva a fluir nuevamente para nosotros. No tengas miedos de cerrar puertas.. a veces una puerta necesita ser cerrada en su totalidad para que otra se abra completamente! Exito!

- Copyright © Motívate al Maximo! - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -