Escrito por : Ivette Soto lunes, 27 de octubre de 2014






  En mi indecisión a lo largo de mi vida sobre las cosas que deseo hacer para llenar la misma de gratificaciones hay infinitas posibilidades: unas buenas, otras no tanto, pero son tantas que es muy fácil  perderse en ese laberinto de decisiones donde tenemos que elegir a qué vamos a dedicar nuestro enfoque en la vida.

  Una de las características mas grandes que he tenido en mi vida es que  siempre me he considerado un espíritu libre e inquieto y esa misma inquietud es la que muchas veces me impide enfocarme en lo que muchas personas encajan como un estilo de vida normal ( trabajar mucho, endeudarse mas y pretender ser lo que no se Es) Nunca he podido encajar en ese prototipo de vida.

  Y claro! con esto no quiero decir que no me gusten las cosas buenas tales como ir de shopping, viajar etc. pero considero absurdo el embrollarse hasta perder el sueño para lograr cosas que no son necesarias para traer felicidad a nuestras vidas.

  Muchas veces nuestro caminar se vuelve forzado por el deseo de estas cosas, pues es lo que nos promueve el consumerismo excesivo, la falta de valía y el poco amor propio y nos vamos llenando del Yo quiero y nos vamos vaciando del Yo Soy.

   No me malentiendan no quiero decir que el desear lograr cosas sea malo sino que tenemos que ver desde cual intención lo estamos haciendo. Lo hacemos desde el amor ( hacia nosotros mismos, a los que nos rodean, o a lo que anhelamos con todo el corazón) o si lo hacemos desde la carencia (por miedo, para llenar un vacío, por aburrimiento, para darle envidia a otros o para demostrarle algo a los demás ) y en esa vorágine terminamos sumergidos en una vida que no es la que deseamos para nosotros ( un trabajo insatisfactorio, una gran sensación de vacío interior, una familia caótica, una codependencia de un vicio para evadir la realidad, etc)

  Recientemente me he sentido empujada a este tipo de vida pero en un momento dado noté que había una lucha muy grande en mi interior. Así que inmediatamente le envié mensaje a mi coach de vida y preguntándole: ¿cómo puedo reconocer cual es el camino que debo recorrer si mi mente y mi corazón no se ponen de acuerdo? mi mente me ofrece una ruta con un camino lleno de glorias y triunfos pero mi corazón me ofrece un camino lleno de incertidumbre e incógnitas.

   Acabando de enviar ese mensaje me llegó a mi mente una canción de una película que mis hijas veían mucho cuando pequeñitas y que naturalmente se quedo grabada en mi subconsciente de tanto escucharla mientras hacia las tareas del hogar: "Si lo imposible quieres lograr sigue a tu corazón" lo que quieres se puede alcanzar si sigues a tu corazón, ¿cuál camino es el mejor, no lo sabes ya? no debes sentir temor ten confianza y esperanza, siempre el corazón lo sabe, cuando buscas tu destino te guiará por buen camino" fue como un flash back a mi memoria y naturalmente me dí cuenta de que era una señal y enseguida le escribí a mi coach la cual me confirmo que efectivamente nuestro camino siempre siempre es el que nuestro corazón nos dicta.

Ahora bien la decisión siempre es nuestra; en eso estriba nuestro libre elección,nosotros decidimos si acallamos a nuestro corazón y continuamos la ruta que nos indica nuestra mente o si nos olvidamos de todo aquello que aparenta ser seguro, estable, confiable y nos lanzamos a la loca aventura de seguir lo que nuestro corazón nos dicta a pesar de la incertidumbre.

Seguir al corazón asusta, nos atemoriza pero a la vez nos llena de esa adrenalina rica que nos indica que vamos por el lugar correcto a pesar de la incertidumbre. Yo decidí hoy seguir a mi corazón y hacer lo que me gusta hacer sin importar nada mas.

   Dios es mi provisión y si el le dió a mi corazón un motivo por el cual palpita cada día, el proveerá todo aquello que yo pueda necesita mientras realizo la consecución de ese motivo en mi vida, abrirá las puertas necesarias, conseguiré los recursos adecuados y hará que todo fluya en completa armonía, por tanto me abrazo a la incertidumbre y me dejo llevar por los latidos de mi mejor amigo!
Espero que algun dia aprendas a distinguir cual es el camino que dicta tu corazón y que tengas el valor de abrazar la incertidumbre y seguirlo!




- Copyright © Motívate al Maximo! - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -