Escrito por : Ivette Soto martes, 17 de febrero de 2015

Hay momentos en que siento que lanzo las palabras al vacío, que nadie lee y a nadie le importa; pero luego me recuerdo que la realidad es que cuando inicié este blog el propósito era escribir  para mi misma. Cada artículo es un recordatorio de vivencias y aprendizajes, de motivarme y de reencontrarme al releerlos y si de paso puedo ayudar a alguien que se identifique es un plus.

  No he tenido una vida color de rosa, he cometido incontables errores, muchos de ellos muy crasos que aun hoy día pago el precio de los mismos, la diferencia es que he aprendido de cada uno de ellos, que no los rechazo sino los acepto, no les huyo sino los confronto, eso a sido una gran experiencia de crecimiento en mi vida personal.

  No soy perfecta, nada más lejos de ello, pero dentro de mi imperfección y en el desarrollo de mi espiritualidad amo quién soy y como soy. A veces pienso en las muchas veces en el pasado donde vivía odiando todo en mí; mi cuerpo, mi sonrisa, mi forma de ser, pensaba que tenía que ser como el prototipo de mujer exitosa de los magacines, bella, llena de glamour, sensual y superior a los demás. Que error! Nadie es superior a nadie. A los ojos de Dios todos somos iguales, a los ojos de nosotros mismos es que nos minimizamos.

Durante la hermosa experiencia del desarrollo de mi Ser he aprendido que la verdadera belleza, la real hermosura no está dentro de montones de gavetas de cosméticos, ni de ropa sensual o ajustada, o en escotes pronunciados sino que la verdadera belleza está en el interior, es el resplandor de nuestra luz interior, de la expresión de nuestro amor hacia nosotros mismos.

 Recuerdo que solía gastar cantidades exhorbitantes en cosméticos y ropa, por fuera lucía impecable, por dentro era un desastre,orgullosa, malvada, egoísta, calculadora y lo peor es que pensaba que estaba bien ser así, era según decía cuestión de supervivencia..Por poco entierro completamente el Ser que realmente yo era. Creé una caricatura de lo que entendí debía de ser. Una mujer dura para que nadie me tomara el pelo, mordaz para  demostrar que mi inteligencia era superior a la de otros, ser frágil estaba mal; tenía que ser la más fuerte,cínica, llorar era para los débiles y yo no lo era, mientras más fuerte y dura creaba mi careta exterior, mas ahogaba mi Ser interior. Quizá lucía hermosa pero por dentro estaba podrida, Cuántas mujeres habrá por ahí como yo en aquel tiempo, que tristeza me dan!

  Fue muy larga mi búsqueda interior, mas de 12 años leyendo, aprendiendo pero nunca aplicando, obviamente el cambio jamás llega por conocimiento sino por acción. Una vez aprendí a implementar el conocimiento, el cambio no se hizo esperar. Comencé a darme cuenta de mi transformación cuando me ví sintiendo remordimientos al  herir a alguien ( esto era algo nuevo para mi pues usualmente me sentía muy satisfecha de herir a los demás) Luego me dí cuenta de que de nada importa que por fuera me vista como una modelo de vogue si por dentro soy como la bruja de Blanca Nieves, tarde o temprano mi verdadero rostro se va a asomar por entre el disfraz, de modo que empecé a darle menos valor a mi imagen y más valor a mis sentimientos y manejo de emociones ( se siente bien poder salir a la calle sin maquillaje y no sentirme como un fenómeno, además descubrí que me veo muy bonita al natural, "less is more" como dicen algunos gurús). Eventualmente me dejaron de importar las cosas materiales, el conducir un económico o un jaguar ( mi favorito) se volvió irrelevante para mí porque aprendí que mi valor como persona no depende de lo que tengo o quién pretendo ser sino de quién verdaderamente SOY.

Lo último que he aprendido es a vivir desde mi corazón y escuchar sus consejos, esto es algo completamente nuevo para mí. Usualmente siempre vivía desde la mente y de lo que pensaba que era correcto o incorrecto de acuerdo a mis paradigmas y creencias y a los juicios emitidos por los demás; mis deseos los enterraba debajo del cofre de los "debería hacer algún día" para hacer lo que entendía se debía hacer o lo que se esperaba de mi. No me sorprende en lo mas mínimo que fuese tan infeliz en mi vida. Vivir desde el corazón es fácil pero difícil a la vez, contínuamente tengo que estar preguntándome de que vibración estoy actuando. A veces "mi vieja criatura" como la llamo surge tan pronto encuentra un detonante que la active, pero tan pronto me doy cuenta de que estoy reaccionando en vez de cocrear me pregunto ¿Que haría si decido actuar desde mi corazón? ¿estoy actuando bajo el amor o bajo el miedo? invariablemente cuando reacciono sé que estoy vibrando bajo el miedo, de modo que hago mi cambio de mentalidad y tomo las decisiones basadas en mi corazón que muchas veces no son las más fáciles, muchas veces estas decisiones asustan, dan mucho miedo sobre todo porque me hacen sentir vulnerable cosa que antes era prohibida en mi vida, pero de una cosa estoy muy segura: actuar desde el corazón siempre,siempre traerá resultados buenos para mí porque estoy decidiendo confiar en el poder y la sabiduría de Dios en vez de mi propio conocimiento para dirigir mi vida.
   
Lo más que disfruto de vivir desde mi corazón es que ya no siento remordimientos, si cometo un error pido perdón sinceramente y recapacito en mis decisiones, si voy a hacer algo que no está de acuerdo con mis valores en vez de preocuparme y castigarme emocionalmente me doy cuenta a tiempo y rectifico. Es la mejor manera que he podido aprender para vivir mi vida! sigo siendo imperfecta pero soy feliz y eso es lo que importa realmente!

A veces muchas personas se sienten incomodas frente a mí, les molesta que pueda sentirme tan bien pues quieren vivir dentro de su caos colectivo y muchas veces me tildan de loca o tratan de etiquetarme en algunos de sus juicios; yo realmente he aprendido que no se puede complacer a todo el mundo y que la vida es demasiado corta para andar preocupada por lo que piensen los demás. Por eso elijo vivir desde mi corazón y ser feliz sin importarme lo que pueda pasar alrededor mío. La felicidad es una decisión y yo la escojo para mi vida cada día. Los bendigo en amor: su amiga Ivette

P.D ayer mi querida coach de vida publicó en facebook una imagen con un pensamiento sobre la belleza muy hermoso, como pienso que va muy a tono con parte del tema desarrollado me tomo la libertad de compartirlo. No se quién fue el creador pero doy gracias por estas hermosas inspiraciones que vamos recibiendo en nuestro caminar por la vida. Dice:

 La belleza en una mujer no es la ropa que viste ni la figura que tiene o la forma en que arregla su cabello. La belleza de una mujer debe ser vista a través de sus ojos porque es la puerta a su corazón el lugar donde reside su amor. La belleza de una mujer no esta en sus rasgos faciales mas la verdadera belleza de una mujer esta reflejada en su alma es el cuidado que ella muestra amorosamente y la pasión que expresa. La verdadera belleza de una mujer con el paso de los años solo aumenta...

- Copyright © Motívate al Maximo! - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -