Escrito por : Ivette Soto lunes, 19 de septiembre de 2016

 


Saludos Nuevamente y bienvenidos a un Lunes mas de Motívate al Máximo.

   Hoy comenzaremos a profundizar en cada uno de los puntos que fueron compartidos para aprender a Amar y ser feliz de forma plena, los cuales compartí en mi Serie de Reflexiones sobre el amor El día de hoy comenzamos con el primero de ellos que es para mi el mas importante:  Rodéate de tu fuente de amor incondicional, o en otras palabras llénate del amor de Dios.

   Desde mi experiencia personal les digo que es imposible aprender a amarnos a nosotros mismos y amar a otros si primero no nos llenamos del amor perfecto de Dios pues nuestra naturaleza humana siempre esta enfocada en la carencia,la separación y el miedo y cuando permitimos que nuestras vidas sean dirigidas por estas tres emociones, inevitablemente terminamos en problemas.

   Sin embargo cuando nos llenamos del amor de Dios, el amor echa fuera el miedo pues no pueden estar juntos en un mismo lugar, nos sentimos en unión y dejamos de tener esos sentimientos de separación y lejanía, y nos enfocamos en la abundancia que rodea todas las cosas creadas por su amor. Entonces comenzamos a ver la vida desde una perspectiva mas alegre y positiva que proyectamos a otros.

   Para buscar de Dios hay tantas formas diversas, tan diversas como nosotros mismos, algunos lo encuentran a través de la música, otros de la meditación, otros de la oración, otros a través de la lectura de la palabra de Dios, otros a través del servicio. Y cada una de estas formas está bien, pues hay un solo camino que es el amor a Dios, pero este camino tiene muchas maneras de traerte a el pues cada uno de nosotros tiene una forma particular de crecimiento espiritual de manera individual. 

También hablé sobre congregarse y dije que en el momento que el Espíritu Santo, comienza a trabajar con tu vida, el te va llevando a los lugares donde desea y sabe que tú vas a aprender. Muchas veces puede ser una Iglesia o no, quizá puede ser un grupo de apoyo, o tal vez un maestro individual. El conoce tu necesidad y el momento por el cual estás en tu crecimiento evolutivo y sabe exactamente que necesitas para ir al próximo nivel. 

     Es por eso que no nos debemos hacer percepciones preconcebidas pues por ejemplo en mi caso personal yo encontré a Dios a través de una sesión de Coaching que nada tenia que ver con religión. Sin embargo fue la que me abrió las puertas a entender, apreciar, agradecer y amar el amor, la provisión y el cuidado de Dios hacia mí y entenderlo de manera plena.  Ya después de esto, en su momento y cuando estuve espiritualmente preparada, Dios me llevo al lugar donde deseaba que estuviese congregada.

    Sin embargo, si hay algo que para mí, es vital y es pasar tiempo con Dios en intimidad, no puedes amar a alguien con quien no compartes o conoces bien, el separar un tiempo con Dios para pensar en el, hablar con el, leer su palabra, agradecerle todos sus cuidados, es lo que te permitirá abrir la llave para que esa fuente de amor infinita comience a fluir en tu corazón. Es por eso que es tan importante un tiempo diario de quietud y conexión con Dios, sea en la forma que sea que tú te sientes más cerca de el. Pero siempre estudiando su palabra, aunque no la entiendas pues eventualmente se te dará el entendimiento, la explicación, o lo que tengas que saber sobre la lectura que estás haciendo. Pues así es como obra el Espíritu, el te va a revelar lo que tengas que saber en el momento correcto. Te invito entonces, a que comiences a tomar un tiempo para conocer y amar a Dios diariamente, pues eventualmente eso se va a traducir en tiempo de conocimiento y amor propio. Verás como tu vida irá tomando un giro hermoso y serás como árbol plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae y todo lo que hace prospera.

A continuación te daré unos tips de como hacer que el tiempo con Dios sea placentero para ti a fin de que vayas creando un hábito contínuo: 

1. Separa un lugar especifico de tu hogar para tus conversaciones con Dios. Mi lugar es la mesa de mi cocina, me encanta tomarme una taza de café con Dios cada mañana. 

 2. Siempre trata de que sea a la misma hora, pues de ese modo automáticamente comenzaras a necesitar ese tiempo de quietud a medida lo vayas desarrollando. Si alguna día no puedes a esa hora porque tienes algún compromiso, muévela ese día pero luego regresa nuevamente a tu horario habitual.

 3 Haz que tu lugar de conversación sea placentero y cómodo. Decóralo a tu gusto. Esto ayudará a tu mente a pensar en el placenteramente y anhelar estar ahí.

4 Prende incienso o una vela o cualquier olor que sea grato para tus sentidos. Esto también te ayudará a que pienses en ese instante de mas placenteramente e incluso te ayudará en tu concentración.

5 Pon música suave, que sea naturalmente música de meditación o adoración para que crees un ambiente mas grato e íntimo.

6 Ten un cuaderno y un bolígrafo a la mano, para que anotes aquellas cosas que Dios te señale, ya sea en su palabra o las ponga en tu corazón mediante tus momentos de meditación u oración. Ya veras que muchos hermosos mensajes comenzarás a recibir y de esta forma tendrás guía en tu vida.

Espero que estos consejos sean útiles para ti, para que puedas amar y disfrutar el tiempo diario que vas a pasar a solas con Dios. Si decides realizarlos y compartir que tal te funcionan con nosotros te estaré muy  agradecida. 

Que Dios te bendiga en su amor hoy y siempre.

- Copyright © Motívate al Maximo! - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -